Blogia
LA DESERTIFICACIÓN EN LA PROVINCIA DE LOJA

LA DESERTIFICACIÓN EN LA PROVINCIA DE LOJA

LA DESERTIFICACIÓN EN LA PROVINCIA DE LOJA

 

La desertificación consiste en la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas (UNCCD, 1994), que conllevan a un uso insostenible de los recursos naturales, y que afecta aproximadamente a un 40% de la masa terrestre.

Diversos estudios realizados a nivel mundial, han determinado que el impacto de este fenómeno cambia según el lugar y con el transcurso del tiempo, constituyéndose en una amenaza para las poblaciones más pobres y en un factor limitante del bienestar de los habitantes de las zonas secas, cuya calidad de vida por lo general, es inferior a la de otras regiones.

Según el estudio realizado por Lugo (1995) citado en el documento “Estrategia del Ministerio del Ambiente en el Combate a la Desertificación en el Ecuador” (2002), se estima que las áreas susceptibles a desertificación corresponden aproximadamente al 4 % del territorio nacional, es decir 1’100.000 hectáreas, a lo que habría que incorporar 5'998.341 hectáreas que equivale al 23 % de la superficie del país, que constituyen las áreas más propensas a procesos erosivos.

Los principales factores que contribuyen a la desertificación en el Ecuador son: el clima, la pobreza, los procesos erosivos, la deforestación, la densidad e irregular distribución de la población, la colonización y el aprovechamiento inadecuado de la tierra. (Ministerio de Relaciones Exteriores, 2005). El factor humano es básicamente el mismo, es decir, actividades de sobreexplotación, principalmente el uso irracional del suelo que ha ejercido excesiva presión sobre el mismo. Las provincias más afectadas por la desertificación y la sequía son Manabí, Chimborazo y Loja.

La provincia de Loja, al sur del Ecuador, se considera zona prioritaria con problemas de desertificación que afectan principalmente a las zonas de bosque seco distribuidas en los cantones de Zapotillo, Macará, Paltas, Sozoranga y Catamayo.

De acuerdo con el ingeniero Carlos Valarezo Manosalvas, experto en ciencias del suelo y manejo de recursos hídricos de la Universidad Nacional de Loja, el principal factor que incide en la desertificación en la provincia de Loja es la erosión de los suelos como consecuencia de la destrucción del bosque natural o cubierta vegetal de los terrenos predominantemente de ladera, para ser utilizados en ganadería extensiva bovina (potreros), en la producción de monocultivos como el maíz, que necesitan la remoción del suelo y en los cuales no se ha implementado medidas y prácticas compensatorias de conservación para el control de la erosión. La pérdida del suelo por erosión ha disminuido la capacidad reguladora de las cuencas; por lo que los eventos extremos de inundaciones y sequías son más frecuentes y más difíciles de controlar y mitigar. Como causas colaterales, menciona, los aspectos sociales, principalmente la Reforma Agraria que desestructuró la hacienda como unidad productiva sostenible pero socialmente injusta, y ubicó a los campesinos en los terrenos de menor potencial agrícola y con mayor riesgo de degradación.

Carlos Valarezo señala que una de las principales tareas para mitigar los efectos de la desertificación en la provincia de Loja es restituir la cobertura vegetal de las áreas más afectadas con la efectiva participación de las comunidades a través de la implementación de sistemas productivos que incluyan arbustos y árboles como vegetación perenne, lo cual se logra con los sistemas agroforestales y el uso óptimo del recurso hídrico.

De la investigación biliográfica analizada para la presentación de este artículo, se encuentra información desde el sector estatal en donde se informan las decisiones importantes, como son: la delimitación de zonas geográficas y puntos focales prioritarios, lo que permitiría que los proyectos que se emprendan para mitigar los efectos de la desertificación sean coordinados en los propios sitios con participación activa de los actores sociales.

Es evidente que los constantes cambios de gobierno han obstaculizado el diseño e implementación de políticas para enfrentar el problema de la desertificación de manera integral, así como la necesidad de toma de conciencia en todos los niveles para visualizarlo en su real dimensión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres